Inicio TINTERO Apagar la luz no sólo es de morras: Complejos masculinos

Apagar la luz no sólo es de morras: Complejos masculinos

Escrito por Nadya Pérez febrero 14, 2019

¿Qué hay detrás de los complejos masculinos?

“Despertar sexual femenino: Lo que me estás dando no es lo que yo necesito”.

En el momento en que la mujer comienza a tomar empoderamiento sexual en las relaciones de pareja el hombre siente que pierde poder, se encuentra así mismo poco viril o poco hombre para lo que la mujer espera, ya que en generaciones pasadas era muy poco frecuente que la mujer expresara su deseo sexual.

En este artículo te presentaremos algunos de los complejos y las inseguridades que los hombres tienen durante el sexo y lo que les molesta de sus parejas en el acto; desde testimonios de diversos batos hasta la entrevista con el sexólogo Enrique Pérez, todo con el objetivo de crear la conciencia de la responsabilidad individual y compartida para maximizar el placer sexual.

Yo prefiero hacer un trío con otro hombre y una mujer, de por sí es un pedo satisfacer a una mujer ¡Imagínate a dos!, mejor que otro me ayude”.  (Doug Narinas, 26 años).

Con licenciatura en medicina, especialidad en Medicina del Deporte; estudió la maestría en Sexología Clínica y sexualidad humana en el Instituto Hispanoamericano de psicología aplicada de Madrid, España. Enrique Pérez nos explica que hasta hace cuatro años los hombres que acudían a consultas con él, preguntaban cómo incitar a su pareja para que quisiera tener más relaciones sexuales, actualmente esto se está invirtiendo; ahora el hombre se pregunta si las mujeres tienen adicción al sexo y entonces vienen problemas de disfunción eréctil o eyaculación precoz.

Selección natural: Estigmas sociales

Desde tiempos primitivos del ser humano, lo que se busca con la sexualidad es la reproducción, incluso entre animales los machos más poderosos son los que pueden dejar su descendencia, mientras los machos más débiles terminan por perder su genética. Y en este sentido los machos más viriles son los que tienen más posibilidades de complacer y por lo tanto de ser más buscados por el sexo opuesto. Sin embargo, esa es la parte más primitiva de la sexualidad en la que se deja de lado el enfoque de placer en donde la relación deja de ser un acto sólo sexual y se vuelve una complicidad de pareja.

En México el 98% de los hombres no ha recibido una educación necesaria para desarrollar estas habilidades de placer, la mayoría fue introducido hacia la sexualidad por sus amigos y cuando hablan de sus experiencias ninguno va a decir que no lo hace bien porque eso es herir su propia hombría, una de las cosas más falsas es que crean que nacieron siendo los mejores amantes.

Y cuando la mujer ya empoderada tiene la capacidad de decir “si no me satisfaces voy a buscar con quién sí me llegue a sentir satisfecha” el hombre se ve aterrado porque pierde el control.

También uno como hombre debe disfrutar y no estar clavado en sólo dar placer”. (Pingu, 27 años).

Según los testimonios de nuestros entrevistados (a quienes llamaremos con diversos seudónimos) uno de los primeros complejos es el tamaño del pene, ya que desde adolescentes se cuestionan si esta parte de su cuerpo está dentro del rango normal y en reuniones tienden a hacer crecer imaginariamente el tamaño de su miembro, para verse como el más dotado. Todo viene de falsas teorías o costumbres, en los que el hombre tiene que ser siempre un macho alfa imponente para satisfacer a la mujer. Pero esta inseguridad comienza a desvanecerse y con los años adquiere la forma de “¿Cuánto duras?”.

Al preguntarles cómo se sentían cuando eyaculaban rápido (un estándar menor a 20 minutos) algunas de las respuestas fueron: mal, patético, avergonzado o frustrado; sólo una minoría dijo no darle importancia a durar poco ya que intervienen muchos factores como nervios o cansancio cuando esto les pasa.

Son cosas que nos suceden a todos, no siempre se puede, antes sí me acomplejaba mucho, creía que no era suficiente o promedio. Ahora creo que existen rachas buenas y malas”.          (Ese Mero, 27).

 

“A mí a veces me cuesta trabajo no poder eyacular, creo que se debe a una falta de conexión emocional con la otra persona”. (Arnold) 

En palabras de Enrique, cuando no se desarrollan las habilidades ni una educación sexual enfocada al placer se generan sociedades insatisfechas sexualmente porque no se da una educación de cómo generarse incluso un buen orgasmo. En cuanto a las mujeres son muy pocas las que usan la masturbación como una forma de lograr el placer sexual. Todavía se viene arrastrando esa creencia social en la que la masturbación es algo malo, y si muchas mujeres no saben cómo generarse un orgasmo es más difícil que un hombre se los genere.

Pero, ¿los hombres saben cómo generarse un orgasmo realmente placentero? Justo aquí es dónde surge uno de los tabúes más shockeantes para los hombres y es la estimulación del punto g o punto p, la exploración anal y su fijación por tener sexo anal con su pareja en el caso de los heteroseaxuales. Hicimos preguntas como: ¿Has tenido sexo anal? ¿Por qué? ¿Con quién? ¿Lo tendrías con otro hombre? ¿Por qué si no lo tendrías con otro hombre, sí con una mujer?

De todos los encuestados sólo uno admitió haber estimulado su punto g con exploración anal y que esta situación no le fue agradable, en el resto de nuestros testimonios mencionaban cierta curiosidad acompañada de un “no estoy preparado para hacerlo, no me interesa hacerlo, no quiero, no importa si amo a la mujer no lo voy a permitir”, fue su respuesta final.

Pero hubo una respuesta más explícita: 

¡Mames, me va a traer con correa como su puta y ella va a andar cargando en su bolso su calzón de pito y lubricante de fresa”. Esta respuesta fue clave pues aunque poco lo expresaron textualmente la mayoría considera un acto de sometimiento permitir que los estimulen analmente.

Enrique Pérez nos dice que es una práctica normal de sexo porque todo el cuerpo, tanto en el hombre como en la mujer, representa zonas erógenas, sabiéndolas estimular. Evidentemente en las relaciones homosexuales el ano es una parte importante en sus prácticas sexuales, pero no es una práctica única para los hombres. Hay mujeres a las que les puede parecer muy agradable y habrá otras a las que les puede resultar muy desagradable, por circunstancias anatómicas es una zona que requiere de ciertos cuidados específicos para que resulte agradable para ambas partes, ya que como no es una zona que se autolubrique se requiere desarrollar más habilidades para que termine siendo placentero para la mujer.

Pero en los hombres, que no han desarrollado prácticas homosexuales, no saben penetrar placenteramente y termina siendo doloroso.

En los testimonios la empatía por el dolor que puede provocar en sus parejas fue de un 50% en que debe ser consensuado, 25% desinteresado en realizarlo, 20% en que es un acto de mayor complicidad que requiere de vínculos sentimentales además de confianza (siempre nos han vendido la idea de que los hombres son seres sexuales sin sentimientos y a ellos también les gusta el sexo vainilla) y sólo un 5% dijo no volverlo a intentar por no lastimar a la mujer ni hacerla sentir incomoda.

Hay muchos complejos de parejas gay similares a las heterosexuales, una de ellas es el rendimiento sexual y otro es el tamaño del pene. En los hombres homosexuales hay mucha importancia en aspectos físicos que cuando no les gusta algo de su cuerpo se puede volver un complejo. Pero la banalidad no es exclusiva de este círculo ¿Alguna vez te han pedido que apagues la luz? Los hombres admitieron ante los micrófonos de Pasadizos, sentirse avergonzados por su panza, nalgas y el gesto que hacen al llegar al orgasmo.

Con este articulo buscamos darte una alternativa a contenidos como: “Como seducir a tu hombre en 10 pasos”, “Qué es lo que a ellos les gusta de ti”, ya que estos sólo aumentan la carga de desensibilización en las relaciones de pareja, pues todos se pronunciaron en desventaja ante el panorama visual que ofrece la anatomía femenina y la gran responsabilidad que sienten cuando nosotras no alcanzamos el orgasmo. Dentro de los factores que les pueden molestar de las morras mencionaron la falta de higiene y mal olor, mordidas fuertes, que los escupan mientras les realizan sexo oral, actitudes mustias y citamos textualmente “Se hacen las santas y a la mera hora traen el cachetero de encaje”, no ser directas y admitir que quieren una relación pasajera y sin compromiso también es otra constante entre sus disgustos.

Finalmente y quizá lo más preocupante entres sus inseguridades está el tema de la salud sexual con la pregunta ¿Por qué no has ido al proctólogo? Pocos sabían no estar en edad para asistir a esa consulta y el resto creyó que su falta de interés no los había llevado a dicho chequeo y también hubo despistado que ni siquiera habían pensado en el tema. También expusieron su falta de constancia para realizarse exámenes que detecten ETS y que los que sí lo han hecho el primer examen que les realizan es la prueba de VIH ¿será que se sigue pensando que es un enfermedad exclusiva de hombres?

Algunas conclusiones que pudimos sacar al realizar este artículo es que ellos buscan una comunicación directa que les permita establecer acuerdos con su pareja, lo que quieren como lo quieren cuándo y por qué, y tener un feedback que la mujer también confronte estas conversaciones sin victimizar, ni victimizarse.

El posible miedo de los hombres ante el despertar sexual femenino, no es no poder complacer a su pareja, es no saber cómo y en esa encrucijada dejar de disfrutar también por el estrés que esto les provoca.

Así que deja de leer tu horóscopo y comienza a explorar tu sexualidad de manera individual para después potencializar el placer con una pareja y que ambos disfruten. Agradecemos a nuestros entrevistados la honestidad y responder de forma directa para fines de este articulo; no somos un consultorio sexual pero si quieres compartir tus dudas, anécdotas o lo que te pareció este articulo deja tus comentarios acá mero.

Sexólogo Enrique Pérez

Cel: 722 789 9639

https://www.facebook.com/hispamepc/ 

¡Experimenta y camina entre Pasadizos!

También te puede interesar

Deja un comentario

error: Contenido protegido!