Inicio DISONANCIAS EL COLOR DE FUNK

EL COLOR DE FUNK

Escrito por Revista Pasadizos agosto 21, 2015

Por Rosario Del Valle @RodelVallle

Fotografía especial de Vianney Sánchez, durante la presentación en el Foro Indie Rocks 

 

 

El funk nació entre mediados y finales de los años 1960 cuando músicos, principalmente afroamericanos, fusionaron soul, jazz, ritmos latinos y R&B dando lugar a una nueva forma musical rítmica y bailable, que reduce el protagonismo de la melodía y… podríamos seguir describiendo este género, pero mejor te hablaremos de Fiusha, una banda mexicana que desde hace 15 años ha demostrado que en nuestro país el funk tiene mucha cabida. Si quieres saber más de ellos: continúa leyendo, pues nos compartieron su experiencia y aportaciones en este recorrido musical.

Aportación de Fiusha. La gente conoce el funk y le gusta, pero no sabe que así se llama. Parte de su aportación es crear conciencia de que el funk existe y en México está más fuerte que nunca.

Encuentro con el género. Inició con un grupo de rockeros que conoció la mezcla de rock, jazz y hip hop en la escuela de música, esto tuvo como resultado; encontrarse  y enamorarse del funk. “Es un ritmo que nos llena, nos hace bailar, sentir que pertenecemos a él. Sentimos emoción cada que subimos a tocar, por eso lo seguiremos haciendo y sintiendo lo que estamos tocando”.

 

 

Responsabilidad. La responsabilidad de un músico es aportar conocimientos, experiencia. Esta es una enseñanza que la banda hace todos los días para los músicos en formación.

 

 

Experimentar. Una agrupación que está siempre dispuesta a experimentar cualquier tipo de género, lo cual se verá en su nuevo material, en el cual se enfocarán a realizar colaboraciones tanto de gente como de ritmos entre los que se encuentran el hip hop y jazz.

 

 

Libertad. “En el escenario nos podemos comunicar y mover a la gente, hacer que se sorprendan por música que no conocían”.  La libertad de la banda radica en la multiplicidad de ritmos que pueden retomar, lo cual hace su música accesible para todo tipo de persona.

 

 

Proceso de grabación. El método de composición que le ha funcionado a Fiusha es colaborativo entre banda e invitados, es decir cada miembro o colaborador tiene una aportación que complementa el trabajo de banda.

Para su próximo material han desarrollado una idea fantástica para la cual les gustaría producir un álbum completamente en vivo, que no necesariamente será unplugged. “Nos gustaría grabar un álbum en vivo, no necesariamente con público pero que sí que todos estuviéramos tocando, que sea una representación de cómo somos en el escenario; será bastante experimental porque sucederán cosas en el momento y se capturarán en el disco”.

(En vivo desde el Estudio A del IMER)

Presentaciones: Estos músicos buscan brindarle un show completamente nuevo a casa espectador, hacer que se sorprendan; así que si los ves un viernes por la noche y piensas que si los vuelves a ver el viernes tendrás el mismo espectáculo, estas completamente equivocado. “Disfrutamos la parte improvisacional; hacemos lo posible por integrar elementos no ensayados, es lo que hace que nos mantengamos emocionados y alertas escuchando lo que cada uno está haciendo, y es muy gratificante cuando termina el show y nosotros mismos nos sorprendemos del resultado de nuestra presentación. Esta presentación particular del sábado 22 de agosto en el Foro Landó será una
experiencia nueva, diferente, y nos tiene muy emocionados el hecho de tocar con Fuzz Krap”.

 

También te puede interesar

Deja un comentario

error: Contenido protegido!