Inicio GALERÍA El lado oculto de Juan Rulfo.

El lado oculto de Juan Rulfo.

Escrito por Revista Pasadizos junio 14, 2020

Por: Victoria Baron G.

“Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre’’, son las famosas palabras con las que inicia una de las novelas más emblemáticas de la literatura mexicana, Pedro Páramo (1955) , cuya exquisita narrativa logró darle a Juan Rulfo el título de ser uno de los grandes maestros en relatos hispanoamericanos de todo el siglo XX. Rulfo solamente publicó dos obras en el transcurso de 1953 y 1955, pero a pesar de una corta carrera como escritor, tanto su legado como reconocimiento en el ámbito literario han sido inmensos; sin embargo, Rulfo desarrolló un trabajo mucho más amplio en su pasión por la fotografía, con un portafolio de aproximadamente 6,000 imágenes. Incursionó en este arte en la década de 1930, teniendo un clímax fotográfico entre 1940 y 1950, retratando así paisajes extraordinarios gracias a su afición por el montañismo, la cual le llevó a viajar innumerables veces por todo el país, explorando su árido entorno y naturaleza.

Además, logró plasmar la esencia del México rural de aquellos tiempos, fotografiando a las personas que vivían en los pueblos que visitaba; ahora, cuando veo estas imágenes me parecen cargadas de misticismo, tal vez se deba a que fueron capturadas en la misma época en la que Rulfo escribió Pedro Páramo y sus cuentos El Llano en Llamas. Es casi imposible negar que tomó inspiración, quizá inconscientemente, de lo que a través de su lente observaba, gente y lugares fascinantes que alimentaban su imaginación, ayudando a crear personajes en ambientes fantasmagóricos.

Hay quienes afirman que la fotografía fue el primer “manuscrito” (aunque óptico) de Rulfo, su primera conexión con lo que sería su obra cumbre, no obstante, él externó en una entrevista: “La realidad no me dice nada literariamente, aunque pueda decírmelo fotográficamente. Admiro mucho a quienes pueden escribir acerca de lo que oyen y ven inmediatamente. Yo no puedo penetrar la realidad, es misteriosa”.

La obra fotográfica, mayoritariamente en blanco y negro de Juan Rulfo, se tiñe de nostalgia, belleza, e historia; a pesar de que separara la literatura de la fotografía, podemos darnos cuenta de su peculiar estética en ambos ámbitos. En el libro 100 fotografías de Juan Rulfo (1984), Andrew Dempsey pasó una década recopilando y seleccionando las imágenes más representativas del trabajo de Rulfo, dejándonos un recuerdo físico de su maravillosa faceta oculta.

¡Experimenta y camina entre Pasadizos!

También te puede interesar

Deja un comentario

error: Contenido protegido!