Inicio GALERÍA Lipking y Ferri: la relevancia del pasado

Lipking y Ferri: la relevancia del pasado

Escrito por Revista Pasadizos noviembre 30, 2019

Por: Arlette Peña

Una constante del ser humano es la nostalgia. Aunque la premisa final es ir hacia adelante, también lo es mirar hacia atrás porque el pasado, igualmente, es parte de nosotros y define gran medida de lo que somos y seremos.

Lo mismo, me parece, sucede con el arte. Pese a que las vanguardias desde el siglo XX han querido eliminar buena parte de los modelos clásicos, es común que haya quienes, influenciados y fascinados por el discurso del pasado, busquen rescatarlo y comunicarlo en un contexto moderno, tal es el caso de dos pintores que actualmente gozan de buen prestigio y han demostrado que hay relevancia en el estilo realista del siglo XIX y en el barroco del siglo XVII: Jeremy Lipking y Roberto Ferri, respectivamente.

Jeremy Lipking es un pintor estadounidense cuya técnica realista se ha comparado con grandes europeos del siglo XIX como John Singer Sargent y Anders Zorn. Pese a que el realismo se asociaba generalmente con la imitación y, hoy en día, muchos lo comparan con la función que actualmente cumple la fotografía, pinturas como las de Lipking demuestran que el arte del óleo supera lo que puede capturar una cámara e incluso resalta lo que puede ignorar a primera vista el ojo humano.

Pero, claro, no hay que olvidar el toque moderno de su obra, la abstracción, que conjuga con el realismo para generar un universo propio que cuenta ficciones distintas a través de los colores, incluso muchas veces da la apariencia de dejar inconclusos los paisajes o fondos para crear texturas y efectos distintos en las pinturas.

Retrato de Snoop Dog por Lipking

Roberto Ferri

Por otro lado, tenemos a Ferri, pintor italiano que ignora las tendencias modernas y conceptuales que predominan en la mayoría de los artistas actuales, y dedica su obra a revivir la grandeza del arte barroco y simbolista. Es apodado, incluso, “El nuevo Caravaggio”.

“Naiade” de Ferri.

Su trabajo pretende transgredir el orden natural de las cosas, así que es común ver elementos opuestos convivir en sus pinturas, por ejemplo, lo sacro y lo profano, placer y dolor, sueños y pesadillas o belleza y repulsión, y los plasma a través de la representación de mitos e historias antiguas que son relevantes todavía en nuestro contexto.

“La nascita dell’eclissi” de Ferrari

Su técnica es tan impecable y anacrónica, que parece pertenecer al gran Caravaggio.

Así que ya saben, si son amantes de lo antiguo y alguien les dice que el pasado está fuera de lugar, ahora tienen dos nombres que pueden dar para defender la grandeza del pasado y argumentar el peso que aún tiene en el presente del arte.

¡Experimenta y camina entre Pasadizos!

También te puede interesar

Deja un comentario

error: Contenido protegido!