Inicio DISONANCIAS “México, mágico musical”

“México, mágico musical”

Escrito por Revista Pasadizos septiembre 10, 2019

Llegó el mes patrio y la lógica sería hablar de música tradicional mexicana; que si Pedro Infante, José Alfredo Jimenez, Juan Gabriel y hasta el príncipe de la canción José José; pero, pensando con mi almohada, me gustaría dejarles una tonada distinta: Música de independencia. Pero antes, dejemos un par de puntos claros: no soy fan de la historia de escuela; y segundo, no soy historiador, sólo soy un simple mortal que quiere que conozcamos más acerca de nuestro pasado.

Ahora sí, viajemos en la máquina del tiempo y lleguemos a 1810; la gente en la Ciudad de México, esa ciudad que fue llamada la ciudad de los palacios; se empezaba a enterar que en un pequeño pueblo llamado Dolores, un grupo de indígenas, mestizos y otros grupos se levantaban en armas en contra del Rey, reclamando igualdad y libertad; esto originó que todo el grupo conservador (si, los malos, recuerden su secundaria: Liberales y Conservadores) tuvieran bastante miedo, pues estos morenitos querían tumbarles la fiesta; como respuesta se agazaparon y dijeron: bueno con permiso creo que es hora de guardarnos; y junto con ellos la escena artística conservadora tuvo un silencio, dejando que la música del pueblo se oyera como nunca se había oído, música que ahí estaba, pero que era apagada por el bullicioso sonido de la represión.

MÁS LETRAS, MENOS BALAS

“Yo soy libre como el viento, pero tengo dignidad, adoro la libertad con todo mi corazón. Y de orgullo el alma llena, declaró de buena gana que soy pura mexicana, nada tengo de español”.

Estas líneas corresponden a una canción llamada “La chinaca”, que vio la luz en el año de 1862, pero según algunos historiadores (ya sé, ya sé, qué manera de decir: no sabemos de cuándo fue) tiene un pasado conjunto con la lucha independentista. Al leer la letra de la canción saltan varias cosas, pero la más importante para mí es que está cantada desde el punto de vista de una mujer; quiero pensar que el feminismo debe de encontrar sus raíces en antecedentes como éste; o tal vez soy muy poético y no encontraron otra palabra que rimara con “gana” más que “mexicana”, pero bueno, prefiero pensar que en en 1867, como ahorita, la mujer juega un papel decisivo en el país.

Como se nota en la “La Chinaca”, la música de independencia surgió de la batalla, de la represión, del querer hacerse escuchar más allá de las balas; otro ejemplo es un cántico que, según un historiador llamado Carlos María de Bustamante, se escuchaba más o menos así: “Por un cabo doy dos reales, por un sargento un doblón, pero por mi general Morelos, doy todo mi corazón”; pero cuando el enemigo se aproximaba, cambiaban las guitarras por fusiles y entraban a la batalla con toda furia.

La música, ha sido y sigue siendo parte de la historia de nuestro país, ocupada para dejar en melodías un registro de lo que el pasado nos entregó, del como un grupo de personas cansadas de la opresión, la desigualdad y el poder absoluto, se levantaron y cantaron juntos “Ya no más”; quien sabe, tal vez sea bueno desempolvar esas tonadas y esas letras, para recordar qué tipo de nación somos.

¡Viva México!

Por: Dieter Mondragón

¡Experimenta y camina entre Pasadizos!

También te puede interesar

Deja un comentario

error: Contenido protegido!