Inicio COLLAGE PEDRO ALMODÓVAR: TODA GLORIA VA ACOMPAÑADA DE DOLOR

PEDRO ALMODÓVAR: TODA GLORIA VA ACOMPAÑADA DE DOLOR

Escrito por Revista Pasadizos febrero 19, 2020

Por: Ivonne Bustamante Martínez

Al hablar de industria cinematográfica siempre se nos viene a la mente (o quizá sólo me pasa a mí) que se trata de personas que poseen un capital económico, pero muchas veces olvidamos la parte sentimental, el camino lleno de experiencias que lleva a los cineastas a plasmar su realidad y esta película de Pedro Almodóvar nos demuestra el por qué es bueno conocer la historia de las personas antes de emitir juicios. Si bien, el pasado que existe detrás de cada artista es único (lejos de romantizar la idea del mismo); la memoria y los recuerdos de una persona son lo que ayudan a construir el mundo mitad realidad y mitad ficción de un cineasta.

“Catalogada por la revista Time como la mejor película del año, en dolor y gloria Almodóvar nos muestra una retrospectiva de sus emociones y vivencias de la manera más cruda y real que reflejan el camino que tuvo que recorrer para convertirse en el cineasta que es hoy”.

Con una recolección de recuerdos que inician en la infancia de Almodóvar y pasando por eventos que marcaron profundamente al cineasta como: hablar con su madre y descubrir cosas no esperadas y/o promesas que no llegaron a cumplirse, cosa que en cualquier cultura posee una carga simbólica muy grande; ese amor que no se olvida, mismo que le valió a Pedro innumerables experiencia para reflejar en sus películas sus tan poco inolvidables pasos por México siempre acompañados por la música de Chavela Vargas. Puede que las drogas sean un tema cliché y recurrente dentro de la vida de un artista, lo cierto es que Almodóvar maneja muy bien el tema, pues lo mezcla con teatro y logra envolver al espectador de una manera fascinante.

Otra de las cosas más representativas dentro de la película es el manejo de la música, siempre acertada, siempre acorde a cada sentimiento que se muestra en pantalla; demostrando que una vez más el arte tiene la posibilidad de salvar vidas, porque como dice parte del monólogo adicción: “En cuanto a mí, yo me quedé en Madrid y el cine me salvó”.

¡Experimenta y camina entre Pasadizos!

También te puede interesar

Deja un comentario

error: Contenido protegido!