Inicio COLLAGE “Ser una mujer fuerte tiene sus recompensas”: Apio Verde

“Ser una mujer fuerte tiene sus recompensas”: Apio Verde

Escrito por Nadya Pérez diciembre 12, 2017

Despenalización del Aborto

Ser una mujer fuerte tiene sus recompensas.

Más de una vez hemos escuchado frases como: “ser madre es el mayor logro de una mujer”, “el reloj biológico no perdona”, “una madre defiende a sus hijos con uñas y dientes”, “un hijo es una gran bendición”, “tú naciste para dar vida” e innumerables balbuceos que te hacen creer (seas mujer u hombre), que la realización del roll femenino es colateral a la maternidad y la sumisión en la crianza y que el  matrimonio es el deber ser de las sociedades, por lo menos para las sociedades latinoamericanas que tienen la misma ideología, y a través de diversas décadas sigue latente este tipo de pensamiento.

Entonces si ser una gran madre es lo más, ¿abortar realmente nos condena a la maldad? Podemos ver el caso de México donde el aborto terapéutico es legal en todos los estados y únicamente  en la Ciudad de México está despenalizado bajo cualquier situación. Qué irónico resulta que en un mismo  país existan dos visiones tan discrepantes, esta ambigüedad se ve en Latinoamérica donde existen países que penalizan el aborto bajo cualquier causa. 

Apio Verde es una película chilena de 2013, escrita y dirigida por el guionista, productor y director Francesc Morales, en donde de manera realista, refleja el caso de una mujer embarazada de un producto inviable que es presionada socialmente y agredida psicológicamente por su familia y amigos para ser madre, aún a pesar de saber que el producto será extraído ya sin vida de su útero.

La escribimos para concienciar sobre lo que es el aborto terapéutico (…) todo el tema fue súper complejo”, comentó el director en una entrevista para BioBioChile. 

Catherine Mazoyer hace una actuación magistral para interpretar el papel protagónico de Adriana, quien debe culminar un embarazo inviable y comienza a vivir un thriller psicológico y físico cuando le diagnostican precáncer; Adriana es imposibilitada a interrumpir su embarazo y a no recibir quimioterapia por estar preñada, ¿puedes imaginar la impotencia que sentirías al saber que debes continuar una gestación ya sin vida y que a la vez tú estás en riesgo sin poder hacer nada para salvarte? o ¿qué es una mujer cercana a ti quien debe atravesar por una situación así?

Los climax de la película son un vaivén de encrucijadas entre la vida y la muerte, la bondad y la maldad moral y por supuesto personajes como el esposo, la madre o la mejor amiga que exponen relaciones de amor y odio alterando en todo momento la estabilidad emocional de Adriana, quien comienza a sufrir una serie de alucinaciones que la orillan a empeorar sus lazos interpersonales.

“Hay cinco hombres a punto de decidir el futuro de la mujer” exclama a mitad de película “La diputada Fernández”,  quien previo a elecciones tiene como propuesta legalizar el aborto terapéutico bajo las causales: feto inviable, riesgo materno o violación, pero el papel de esta diputada es el de sacrificar a uno para darle una lección al resto, es entonces cuando convence a los familiares de Adriana a motivarla a culminar el embarazo y llegar hasta las últimas consecuencias porque… la política es interés de los funcionarios y no de los ciudadanos; aunado a los tabúes inculcados por una moralidad eclesiástica y temor al castigo de una deidad que en este filme parece haberse olvidado de la protagonista.

Cada conflicto de esta trama te mantiene al borde de la rabia e impotencia, concienciando sobre los derechos de la mujer sobre su propio cuerpo y sensibilizando para evitar juzgar a quién tome la decisión de abortar sin importar la causal.

Un gran filme latinoamericano, con un argumento presente en nuestra sociedad que te hará preguntarte un sin fin de porqués durante una hora y doce minutos, mismo que puedes disfrutar completo en youtube.

 

¡Experimenta y camina entre Pasadizos!

También te puede interesar

Deja un comentario

error: Contenido protegido!